Lavarse las manos mejora la productividad de tu gente

Promover hábitos de higiene en la oficina contribuye a mantener a los colaboradores y a sus familias más saludables y eso sin duda alguna contribuye con su bienestar y productividad.

Seamos honestos, ¿cuantas veces hemos visto que compañeros de trabajo van al baño y no se lavan las manos? ¿Cuántos de los que dicen lavarse las manos, sólo se las enjuagan con agua y no utilizan ningún método barrera para remover posibles patógenos? Y luego ¿a cuantos de ellos le estrechamos la mano y con cuantos de ellos compartimos objetos como el teléfono móvil, el auricular del teléfono de la oficina, el teclado, los pomos de las puertas, los botones de los equipos como las fotocopiadoras e impresoras? Todos estos objetos se recontaminan a cada minuto, cuando una persona no se lavó las manos correctamente y compartió miles de microorganismos que podrían causar serías enfermedades que comprometan nuestro desempeño así como la salud de todos en la oficina.

Cada individuo es responsable por su higiene personal, sin embargo, en espacios compartidos la higiene personal se transforma en un tema colectivo y esto puede impactar significativamente la productividad de la organización. Es por ello que iniciar una campaña que incentive el lavado de manos con agua y jabón puede ser una idea de bajo costo pero con un impacto significativo. 

El lavado de manos con agua y jabón es la medida más costo-efectiva para prevenir enfermedades, y tal como lo afirma una reciente publicación en Facility Management Magazine, el 50% de los colaboradores encuestados, admite que los hábitos de higiene personal impactan sobre su productividad. Tal afirmación se ajusta a la percepción del colectivo que conduce la siguiente afirmación: La higiene es un tema de gran preocupación para la mayoría de las personas. 

Según el Centro de Prevención de Enfermedades y Control de Estados Unidos, una inadecuada higiene de las manos es uno de los factores que conducen a la propagación de gérmenes y la proliferación de enfermedades. Promover la higiene de las manos en la oficina no sólo tiene un beneficio médico, sino también tiene un impacto positivo en la línea de fondo de su negocio y la productividad general de los colaboradores.

Por lo tanto, con el fin de aumentar el bienestar de su gente y mantener la productividad de su negocio, compartimos con ustedes algunas ideas para promover la higiene de las manos en la oficina, todo a propósito del Día Mundial del Lavado de Manos cada 15 de Octubre.

1. Prepare materiales promocionales:

La higiene de las manos y un ambiente limpio minimizan la propagación de microorganismos causantes de enfermedades. Prepare carteles que animen a sus colaboradores a lavarse las manos y ubíquelos en lugares estratégicos como el baño y el comedor. Los hallazgos mas recientes de la Asociación Mundial del Lavado de Manos confirman que el uso de carteles informativo aumenta la tendencia en un 18%. Envíe con regularidad mensajes (en carteleras, correo electrónico, etc) que expliquen que el lavado de manos mejora la salud, ahorra tiempo y dinero, y contribuye con su bienestar. Aquellos colaboradores que lavan sus manos en general promueven un mejor ambiente de trabajo para ellos y para sus compañeros, ya que su probabilidad de enfermar disminuye así como el ausentismo por visitas al médico, incluyendo aquellas asociadas con hijos y personas a su cargo.

2. Organice charlas y conversatorios:

Para la mayoría de las personas, las actividades vivenciales guiadas por especialistas en la materia, que muestren estadísticas, ejemplo reales e ideas para innovar en el tema, puede ser un buen incentivo para aumentar la proporción de colaboradores que lavan sus manos en los momentos clave donde la propagación de enfermedades se incrementa. A lo largo de los años la Asociación Mundial del Lavado de Manos a aprendido que en la medida que el ambiente “invita” a la acción, las personas aumentan en casi un 25% el lavado de manos, incluso varios meses después de las intervenciones. Si necesita apoyo con estas iniciciativas puede contactarnos aquí.

3. Hable del tema y apóyese en su propia gente

Una de las herramientas más poderosas que usted tiene para divulgar los mensajes es el “boca a boca”. Mediante la comunicación con los empleados y la difusión de información a través de conversaciones, usted puede fácilmente hacer una campaña que anime a los colaboradores a utilizar la técnica apropiada para el lavado de manos. Una forma muy sencilla de implementar estas conversaciones, es identificar a esos colaboradores que resuenan con el tema e invitarlos a generar espacios de conversación con sus compañeros de oficina. Comparta temas que generen conversaciones que enriquecen el relacionamiento de su gente y deje espacio para el aprendizaje. Las organizaciones internacionales como la OMS tienen mucha información al respecto y si quiere preparar a un grupo de colaboradores para que se conviertan en voceros, puede contactarnos aquí. 

4. Mantenga activos los servicios de limpieza en su oficina

Un servicio de limpieza que mantenga los equipos y superficies de uso común limpios es una inversión que vale cada centavo, así que no dude en mantener a un equipo de limpieza laborando a lo largo de la jornada laboral. Asimismo, el lavado de manos es un hábito que requiere reforzamiento diario y mientras más sencillo sea para la persona contar con los implementos necesarios, más fácilmente lograremos el objetivo. En tal sentido, lo invito a dotar sus espacios de dispensadores de jabón, paños o toallas de papel, secadores de aire y todo el espacio necesario para que no tengamos excusas a la hora de lavar las manos antes y después de comer y después de ir al baño. Una idea particularmente interesante puede ser dotar de kits personalizados para el lavado de manos, de manera que deje en cada colaborador la iniciativa de poner en práctica un hábito muy antiguo pero con aún se mantiene vigente. 

 

Escrito por: Mariángel Paolini Padrón
Equipo Addhara Bienestar Corporativo
//]]>